Impedimentos de la Visión

Un accidente cerebro vascular (ACV, también llamado apoplejía) puede causar déficits visuales.

Los síntomas más frecuentes son las zonas oscuras (punto negro en medio de la vista del paciente), visión borrosa, incapacidad para mover los ojos, agnosia (incapacidad para reconocer objetos) o en veces alucinaciones.

¿Por qué usted tiene problemas para ver?

Las funciones  neurológicas son aquellas producidas por nuestro cerebro e intermediadas por los nervios; la corteza occipital, situada atrás en el cerebro, procesa la información y le permite ver distancia, movimiento de formas y colores. 

Debido a  esto, después de una apoplejía, el impedimento cerebral resulta en la interrupción del procesamiento y transmisión de información a través del sistema nervioso. Lo cual se traduce en una pérdida de habilidades de la visión, tales como: doble visión, visión fluctuante, defectos del campo visual, problemas de acuidad visual, problemas de movimiento del ojo, estrabismo...

La pérdida de la visión es dada al daño en el lóbulo occipital. Hemianopsia (la pérdida del campo visual en un lado) es una consecuencia del accidente cerebro vascular y se detecta en los 36% de los derrames cerebrales del lado derecho y en los 25% de los derrames cerebrales del lado izquierdo.

¿Cómo recuperar la visión después del ACV?

Aunque la investigación muestra que el 80% -85% de nuestra percepción, el aprendizaje, la cognición y las actividades están mediados por la visión, problemas visuales a menudo son pasados por alto y no suficientemente tratados

La terapia se dirige principalmente a los déficits motores de los ojos y discapacidades específicas de la vista (el enfoque, el análisis de una imagen completa). Los pacientes  tendrán ejercicios de práctica de los movimientos oculares (ojos cruzados, mirar hacia adelante, etc), pistar imágenes en movimiento o aparición de texto, ver imágenes, observar cuadros y tratar de recordar los detalles, reconocer los objetos más rápidamente, etc
Uno de los procesos neurológicos claves que apoya la rehabilitación luego de un ACV o apoplejía es la capacidad de nuestro cerebro de “reorganizar” las neuronas sanas para orquestar “nuevos circuitos de información” recuperando la visión. Este proceso se llama neuroplasticidad.

Fue demostrado que NeuroAiD™ impulsa la producción de nuevas neuronas en el cerebro (neurogénesis) y favorece las conexiones entre las neuronas (formación de sinapsis). Estos procesos crean un ambiente cerebral fértil para la recuperación de la visión después de un ACV.

¿Qué esperar de NeuroAiD™?

A pesar de que no hay datos sistematizados que avalen la evidencia de mejoras de la visión, un informe* recientemente publicado en el diario European Neurology menciona que los 5 pacientes que tenían inhabilidades de la visión, reportaron mejorías, y particularmente una resolución completa de diplopía y anopía. *descripción de 10 pacientes que tomaron NeuroAid después de un ACV o apoplejía isquémica.

Presione aquí para leer las publicaciones en Pubmed (publicación en ingles)

 

Volver a Rehabilitación de ACV

Última actualización el Jueves 10 de Mayo de 2012 16:30
 
Acerca de Moleac | Prensa y Noticias | Distribuidores | Condiciones de Venta | Políticas de Privacidad | ACV preguntas | Blog | Contáctenos
Derechos de autor 2003 - 2011. Todos los derechos reservados NeuroAiD™ por Moleac Pte Ltd, Helios # 09-08 - 11 Biopolis Way - 138667 Singapur.
Todos los pedidos se procesan en internet y estan enviados por FedEx or SingPost desde la República de Singapur. www.moleac.com

Live chat by BoldChat